Bella Firenze!

Buongiorno!

En el mes de marzo volé hasta Italia, más concretamente al aeropuerto de Pisa. Parece que tengo un imán que me arrastra hasta este país, es la tercera vez que estoy en los pocos viajes que he podido hacer.

IMG_20170308_193210

 

Un día dedicado a esta ciudad, y debo decir que sobró más de la mitad del día.  Todas las ciudades tienen su típica zona turística a tope y luego tienen otros encantos, pero en este caso, o no supimos encontrarlos o no tiene más que la plaza donde se encuentra la famosa torre junto con todos sus occidentales turistas.

Por supuesto, no podía faltar la foto sujetando/empujando la torre.

 

En cualquier caso, me gustó, subimos por la inclinada torre y pudimos disfrutar de unas maravillosas vistas. También entramos al baptisterio y Duomo, no queda mucho más por hacer.

20170307_203949

 

La pasta y pizza tiene su cuna en Italia, y sin duda alguna cuidan mucho los sabores y texturas. Lógicamente durante el viaje nos alimentamos de pizza, pasta, helados…

 

El segundo día tomamos un tren hacia Florencia, muy barato y rápido, recomendable hacer el viaje y sacar allí mismo los pases de tren, pasan cada hora aproximadamente. En esta ciudad estuvimos dos días, requiere de su atención.

Qué decir de Florencia… impresionante es poco. El Duomo es una majestuosidad de mármol blanco, verde y rojo, aunque para mí, hay unos puntos negativos, la vi tan espectacular por fuera, que el interior lo esperaba igual o mejor, sin embargo fue demasiado sencillo, no tenía nada con lo que dijeras “woww”. Otro handicap, es que los italianos no iluminan bajo mi punto de vista los monumentos con la luz adecuada y pierden un poco de belleza con ello, pero claro, la vida en el resto de Europa acaba mucho antes que en España.

En la misma plaza del Duomo, está el campanario de Giotto y el batipsterio  de San Giovanni el cual tiene las famosa Puerta del Paraíso . Cuando compras el ticket tienes acceso a todo.

Caminando y callejeando mientras comes un helado (sí, otro más), pasas por preciosas plazas como es la de la señoría (piazza della signora) o la plaza de la república, bastante animadas ambas. Durante el paseo, casi olvidamos ir a ver el famoso jabalí de bronce (fontana del porcellino) y sobarlo para volver a esta mágica ciudad (si es que te deja la horda de turistas).

IMG_20170309_194845

 

Otra de las calles que llegan hasta la piazza, es la que   conduce hasta la galería de la Academia, una visita más que obligatoria para poder quedarte absorto ante el imponente David de Miguel Ángel. La academia no tiene mucho más, pero solo por quedarte contemplando esta escultura los minutos muertos merece la pena.

En este viaje me dio por señalarlo todo con el dedito.

 

Muy recomendable visitar la iglesia de Santa Croce, y un poquito más adelante hay un mercado donde comer o tomar un dulce. Nosotros además nos topamos con la grabación de alguna serie de por allí, muy divertido todo.

Después de dar muchas vueltas, nos topamos con la iglesia de Dante y Beatrice, pero en esta decidimos no entrar, no es por ser tacaño, pero al final se va un pico entre unas y otras.

El ponte vecchio también es obligado cruzarlo y mirar todas sus fascinantes tiendas donde no comprarás nada por lo caro que es, pero uno siempre puede imaginar cosas. Además, el paseo hasta llegar al puente, es muy bonito y se pueden sacar unas preciosas capturas.

Para despedir Florencia (creo que fue el día que más caminamos, ¡que dolor de pies!) fuimos hasta Piazzale Michelangelo. Si la entrada a Florencia fue preciosa, pasar horas en una zona alta de la ciudad, en unas escaleras donde cada poca distancia se sentaba alguna persona para contemplar la majestuosidad de cómo el final del día baña de dorado la ciudad, no tiene precio. Consejo: Llevar una mochila con una botellita de vino o similar para hacerlo más ameno, los de allí iban bien preparados y me dieron envidia.

20170309_150947

El último día del viaje (realmente el penúltimo, el último fue vuelta a Pisa y para casa), nos montamos nuevamente en tren y el destino fue Siena.

Al igual que Pisa, con medio día sobra, al menos a nosotros. Sin embargo, esta ciudad tenía algo diferente. El hecho de tener un aspecto medieval, combinado con una mayor afluencia de personas turistas y universitarios, la hizo diferente.

Comimos en la famosa Piazza del campo, luego nos perdimos por las callejuelas, llegamos hasta el Duomo de Siena, visitamos su precioso interior y nos empapamos de su magia, volvimos a la plaza al atardecer para seguir la tradición de los residentes y sentarnos en el suelo mirando hacia la torre de mangia mientras atardecía… una maravilla.

Italia a presto!!

 

Anuncios

Saltando por el mapa

Para tener una corta edad, mi memoria nunca ha funcionado bien del todo, mi metodología para archivar recuerdos tampoco es la mejor, y en esta era digital, guardamos los cientos de recuerdos capturados en un día en una carpeta en nuestro equipo que quizás no volvamos a ver es mucho tiempo.

Compartiré mis viajes en esta sección (viajes) . De esta forma saldrán de esa carpeta que probablemente no visite,  y el recuerdo se transformará en un documento a texto que me trasladará a esos momentos vividos y que mi memoria tanto le cuesta sacar con el paso del tiempo.

Para mi yo futuro o para ti mi lector, comparto estos fragmentos de mi vida que he empezado a disfrutar desde hace unos pocos años y no quiero que queden en el olvido.

20170605_003248

Follow Ginés Aliaga on WordPress.com